Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de mayo 18, 2015

Nada personal 88

Mi problema es que me gustan las flores que no quiere ningún invierno ( y a veces, no todas, terminan por no morir, yo creo que de puro agradecimiento).Que me quedo parada escuchando al músico callejero que nadie más escucha ( y resulta que es un artista). Que sonrío a la prostituta de la esquina que nadie más ve como persona ( y resulta que es una dama). Que guardo algunos restos de la primaveraentre las hojas de un libro, antes de que se la lleve por entera el verano ( y resulta que conserva el olor y lo esparce por mis estanterías). El verano no me gusta (así que lo dejo pasar sin mirarlo siquiera). Mi problema es que siempre quiero que pase algo bueno en otoño (por eso de que octubre es mi mes preferido) y a veces lo único que ocurre, es la desnudez de los árboles vistiendo el suelo a golpe de hojas secas y crujientes ( que me encanta, pero…). Pero hay veces ( creo que demasiadas veces), que saco en demasía la punta de mis pies para asomarme al acantilado (por aquello de ver si en…

Nada personal 87

Y escondiendo mis miedos ( que los tengo), intento e intento que venzas los tuyos ( demasiados para ti mismo). Oye, que yo también tengo el corazón como el título de esa canción de Alejandro Sanz ( partío). Que soy de letras, pero contigo voy a terminar teniendo que escribir y hablar en arameo ( idioma que desconozco) y el latín ni te cuento. Pero ¿se reconstruyen ciudades después de caer vencida a los pies de un terremoto? ( Pues sí, ¿no?). Que sé que es fácil decirlo ( por experiencia) y muy difícil de conseguir ( por experiencia también) pero, ¿ dónde crees que llegarás si no lo intentas?, ¿ si no avanzas? Te lo voy a decir ( que ahora tengo un rato). Te quedarás en el mismo sitio que ese tren que no avanza ( en vía muerta). O en ese a medio camino de, maldigo mi suerte por aquello que pude haber tenido, vivido, amado y disfrutado ( que también) y no tengo, porque me quedé anclado en tierra firme ( que no segura). ¿ Cuánto tiempo más crees que aguantarás así?¿ Adornando tu soledad…

Nada personal 86

¿Y qué tenían en común, sin embargo?. Ella era de prisas y él era de lentos. Ella moría por y con la música y él no era de escuchar mucha ( la verdad). Él era de sol y a ella le quemaba la piel el mínimo toque de rayo del astro rey. Ella era tan nerviosa que ponía en jaque la tranquilidad de él y él era parsimonioso ( o eso aparentaba) que la ponía aún más nerviosa. Ella regalabas risas ( y a veces sin motivos) y él las dosificaba ( no sé con qué motivo). Ella era de parques y él de aceras. Ella era solitaria ( a la fuerza) y él era solitario ( porque le daba la gana). Los dos eran de cafés (eso sí), pero descafeinado y con sacarina ( para él) y con leche y dos de azúcar ( el de ella).En cambio sí que se parecían en algo ( ahora que lo pienso). Los dos encerraban palabras llenas de palabras en los mundos ( que no en el mundo, porque eso era quedarse corto) en sus ojos. Y entre el callado no me quiero ir ( de él) y el silencioso no quiero que te vayas ( de ella), vinieron a coincidir…

Nada personal 85

Y el beso que guarda mil palabras en la punta de la lengua, que espera paciente en los confines del tiempo y que empieza desde la nuca y ronda desde ese punto, hasta la línea de la barbilla paseando por el pasaje del cuello y rompe salvaje ( o tierno) en la boca, debe de hasta doler. Yo quiero que me duela,… (las cosas que me duelen, no las olvido).
(15/05/2015)

Nada personal 84

Una estación. El mágico silbido del tren que se mezcla con la voz del megáfono que anuncia su llegada. El bullicio de la gente con las historias de sus vidas guardadas en maletas con ruedas o, en mochilas en la espalda o en neceseres de mano. Un reloj en blanco y negro casi suspendido en el aire (siempre he querido un reloj así), que me hace mirar una y otra vez los minutos que faltan para que llegues (o para que no llegues). Estoy allí, esperando impaciente (aunque parezca paciente) saber si cogiste la oportunidad, (el tren). No se puede fumar, pero fumo (y el humo oculta la incertidumbre que me ahoga, pero hago como que no me ahoga). No sé que vagón te ha tocado, ni siquiera sé si compraste el billete. Si vienes, no sé aún muy bien como actuar ni que hacer( si no vienes...tampoco). Supongo que me tomaré un café (contigo o sin ti). Hombre, lo bueno de que vengas es que me ahorro las pelas del café (que también).Y saldré de allí (contigo o sin ti). (14/05/2015)