Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de enero 21, 2014

Desarmado ante sus demonios

Se convirtió en sicario del tiempo. Mató cada segundo de sus días y la mantuvo allí, en esa fotografía. Ella le dijo que no podía ofrecerle lo que él pedía. Y se marchó. Dejándolo expuesto al dolor más insoportable. Y lo único que podía hacer era convertirse en carcelero y hacerla cautiva en aquella fotografía. Y la hacía suya sin tenerla. Sin permiso. Y amaba esos ojos que lo miraban directamente. Aquella mirada que muchas noches sólo le prodigó a él. Y su pelo negro. Y su vestido de gasa. Y el reloj diminuto en su muñeca. Y las piernas bien contorneadas que se adivinaban al traslúz. Y esa sonrisa que descubría la punta de unos dientes blancos. La amaba entera. Y lo mataba su ausencia. Y amaba aquella ausencia por venir de ella. Pero detestaba no haberla podido retener. No supo hacerlo. Ella tenía un mundo entero de miedos en su interior y él aún sabiéndolo, no pudo luchar contra eso.  Por más que buscó en el baúl del desván, no encontró las armas precisas. Aún se pregunta, cómo un …

Pídeme

Pídeme que te quiera y lo haré. Pídeme que te escriba y llenaré tu vida entera de palabras que ni imaginabas que existiesen. Pídeme que te dibuje y pintaré cada momento de tu existencia con trazos inimaginables. Pídeme que te espere y me convertiré en tren parado por el tiempo. Pídeme tiempo y arrancaré las agujas a todos los relojes del mundo. Pídeme un sueňo y me convertiré en el mismo Morfeo. Pídeme una flor y haré que la primavera se convierta en la única estación de tu vida. Dime que quieres ser barco y me transformaré en puerto. Pídeme amor y me personificaré como Eros. Pídeme que te ame y lo haré con absoluta locura. Pídeme un poema y seré  la mejor entre todas las poetisas. Pídeme el sol y seré amanecer permanente. Pídeme lo imposible y yo lo haré posible para ti. Pero lástimame una sóla vez y me convertiré en la más amarga de las ausencias y en el más largo de los olvidos, que hayas tenido que soportar jamás.