Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de septiembre 3, 2014

El asesino de las fotos

Sabía que sería otro lunes duro. Mi compañero me pisaba los talones cuando la vimos. Se podría decir que casi la vimos a la par. El que hubiese hecho aquello no se había molestado en esconder el cuerpo. Un asesino que quería que lo cogiesen. Era muy común en los asesinos que estaban cansados de que no los pillasen. O asesinos retadores. Yo me inclinaba más por la segunda opción. Recorrí mi mirada por todos sitios esperando ver un cartel que pusiese: “¿Os dejo mi nombre y mi dirección? ¿Se puede ser tan idiota?”¿Dónde os dieron la licencia?” Era el cuarto cadáver en lo que iba de mes. No seguía el mismo modus operandi. Sabíamos que era el mismo, porque dejaba pétalos de rosas y una película de fotos de la victima en el cuerpo de esta. Viva. Sonriendo. De distintos días, horas y lugares. Pero no a todas las mataba igual. Ninguna de la cuatro tenía nada en común. Ninguna se parecía entre ellas. Ni el pelo, ni la edad, ni la complexión. Nada. Victimas escogidas al azar. O victimas escogi…