Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de junio 1, 2014

Cobardía o torpeza

No podía evitar pensar en él. Se había levantado esa mañana y lo tenía dentro de cada uno de sus malditos pensamientos. Si abría los ojos lo veía y si los cerraba, lo pensaba. No sabía que hacer. Tampoco era cuestión de estar pestañeando todo el rato. Ya tenía bastante quebradero de cabeza para que encima le escociesen los ojos. Pensar en él, era algo así como pensar en una tarde fría y en un cálido y humeante chocolate a la taza. Hoguera encendida. Olor a madera. Crujir de sentidos. Explosión de sensaciones nuevas y algunas desconocidas. Calidez. Esa era la palabra justa que definía en su conjunto todo lo que le rondaba la cabeza. Calidez. Hay historias que terminan antes de empezar. Eso mismo pensó ella, mientras lo empujaba a él y a todo lo que le provocaba, de la misma manera que son empujadas las nubes en un día de viento. Y se quedó con el alma llena de letras que le incumbían a él y que tal vez desease toda la vida haber escuchado. Y amordazó su garganta para que las palabras…